Columna Destacado

El nuevo rumbo del lenguaje incluyente busca borrar a las mujeres: Omega Vázquez

Las únicas personas que pueden gestar son las mujeres, la lucha por el respeto y la libertad de los derechos reproductivos, por el reconocimiento y respeto a nuestro derecho a decidir, ha sido exhaustiva y desgastante, mientras tanto al calce, justo cuando parece ir rindiendo los primeros frutos de justicia, el sistema revira y se protege usando esta misma lucha para imponer argumentos que en realidad son violencia simbólica
contra las mujeres y nuestra presencia, también en el lenguaje.

Advertimos desde hace algunos años la intención cuando menos, perversa, por re nombrarnos, nos definen en base a partes de nuestros cuerpos o a nuestro papel reproductivo, como si fuéramos máquinas o animales que consumir.

No se trata de ser inclusivos con el lenguaje a medias, si ese nuevo lenguaje borra nuestra identidad común, nos nombra o define en función de nuestra capacidad reproductiva, nos niega como colectivo. Es en realidad parte de la violencia estructural que trata de reducir a las mujeres a algo inferior al ser persona.

“Una Persona Cis, cuerpo menstruante, persona con útero, ser o personas gestantes”, son algunos de los términos propuestos y aceptados por ellos mismos para no nombrar a las Mujeres.

Éste borrado de mujeres es la respuesta del patriarcado ante su inminente caída. Quienes se asumen como mujeres independientemente de su realidad biológica y los hombres que conservan el poder del privilegio de género, han instalado una serie de ataques y discriminación hacia lo femenino a partir del borrado legislativo, presupuestal, normativo y simbólico de las Mujeres.

Las únicas personas a las que se puede atacar sin que sea delito de odio, las únicas personas a las que se les considera y trata como un colectivo aunque son más de la mitad del mundo, ahora también borradas de la letra jurídica y re nombradas como cuerpos gestantes es absolutamente insostenible.

Sin embargo, también tenemos mucho que celebrar, pues estos reveses son generados en respuesta al avance histórico que la lucha feminista ha conseguido en nuestro país, después que la Suprema corte de Justicia la Nación en un fallo histórico determinara que ninguna mujer puede ser criminalizada por tener un aborto, en nuestro país.
Este avance, sin duda, es importante y vistoso, pero que además, abre la puerta también para revisar historias de mujeres que están presas, esperando sentencia o siendo víctimas de procesos opacos de impartición de justicia por supuestos abortos, es tiempo para liberarlas de una vez por todas de sus injustas condenas y romper las cadenas de la criminalización también cultural y costumbrista de culparnos por cada mal de esta trama donde entre culpas, vergüenza y señalamientos se nos ha orillado a ser víctimas o Villanas, jamás protagonistas, so pena de linchamiento social.

En ese proceso de liberación y dignidad, el borrado de mujeres, debe ser identificado, plenamente concientizado y desarticulado de raíz, no importa desde donde se construya, en esencia obedece al
mandato patriarcal instalado, por eso decimos; cuidado con la trampa de una sospechosa inclusión que pretende borrar lo femenino y su naturaleza, para socavar su poder.

Mientras tanto celebremos cada paso porque ninguno ha sido fácil y de ninguna manera concedido, ha sido ganado, arrebatado con argumentos, organización e inteligencia, hoy aspiramos a la
Sororidad para no retroceder.

Notas Relacionadas

El Pre Festival de Verano con Sinfonietta, estrena mundialmente ‘Marea’

ContraPeso

Más Que Una Corona… La Reina Perfecta No Existe

ContraPeso

Vamos a sacar adelante a Morelia; no al “despensazo”, señala Omega Vázquez

ContraPeso
Cargando....